Inicio > Obituarios > Qué entre el Espíritu en ti y cambie el destino de la Tierra

Qué entre el Espíritu en ti y cambie el destino de la Tierra

miércoles, 6 de abril de 2005

papa-2Estas son las palabras que dirigió Juan Pablo II en Varsovia en su primera visita en 1979. Por entonces yo estaba en el vientre de mi madre que era testigo directo de ese momento histórico en el que Juan Pablo II pedía a los polacos que recuperaran su fuerza y dignidad como nación.

Estas palabras cambiaron Polonia y por ende, a los países que también sufrían la opresión liberticida del comunismo. Hoy el mundo sería diferente sin Juan Pablo II.

Me llamo David, y tengo a dos naciones a las que amar y defender como referente, España y Polonia. Esta semana he llorado como un polaco más la muerte del Papa, porque al igual que mis compatriotas me embarga el mismo sentimiento, el dolor de haber perdido a un padre. Las palabras de Juan Pablo II recordaron a los polacos dónde residía su fuerza, en su Fe Cristiana. Esa ha sido el arma más eficaz que han tenido los polacos para seguir existiendo como nación durante toda la historia.

Polonia se siente huérfana ya que el Papa ha sido para los polacos más que un guía espiritual, ha sido el padre que nos recordaba quienes éramos, de dónde veníamos y a dónde debíamos dirigirnos. Sus homilías y en concreto, las palabras que acabo de citar comenzaron a resquebrajar el muro que separaba a aquellos países que gozaban la libertad de aquellos otros que sufrían la dictadura comunista.

papa-3Gracias a él, hoy, Polonia junto a otros países víctimas del totalitarismo comunista, forman actualmente parte de la Unión Europea. Por ello me sumo a las palabras del Presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, en las que resaltaba que el Papa ha sido el artífice de la reunificación de Europa. Hoy diré que Juan Pablo II, es el Padre de la Europa que todos conocemos, de la Europa de los veinticinco, de esa Europa que por fin se ha reconciliado consigo misma y tras años de injusta separación, de nuevo es una Europa completa.

Todos hemos sido testigos de la reacción de millones de europeos en estos días ante la muerte de un hombre que defendió la construcción de Europa, basada en las raíces profundamente cristianas de nuestro continente. A lo mejor es el momento de que los responsables políticos europeos deban escuchar un poco mejor el mensaje de los ciudadanos, es el mismo que hasta hace unos días defendía el Santo Padre.

El Papa defendió el mensaje de la Paz. Hoy en su funeral en Roma hemos sido testigos de hechos sin precedentes, dirigentes de países enfrentados entre sí, reunidos, dándose la mano como signo de paz. Sólo Karol Wojtyla, el Papa venido de lejos, podía conseguir momentos como éste. Juan Pablo II El Grande, de entre todos nosotros, tú eres el más grande. Gracias Padre, no estás con nosotros pero nos has legado tu mensaje, seamos dignos de él. “Solamente la libertad que se somete a la Verdad conduce a la persona humana a su verdadero bien. El bien de la persona consiste en estar en la Verdad y en realizar la Verdad”. JUAN PABLO II

David M. Jelicz

Obituarios

Comentarios cerrados.