Inicio > Deportes, Historia > Historia de los Juegos Olímpicos

Historia de los Juegos Olímpicos

viernes, 30 de julio de 2004

olimpiadasLos Juegos Olímpicos que conocemos hoy en día, son una reencarnación de las Olimpiadas celebradas por los griegos en la antigüedad. Los primeros Juegos Olímpicos tuvieron lugar en el año 776 a.C. y se jugaban en el Santuario de Olimpia, en el Peloponeso, en honor del dios ZeusLos juegos comenzaban con una ceremonia y un sacrificio al citado dios y se disputaban en la ciudad de Élide. Los atletas, que procedían de diferentes regiones, competían desnudos, exhibiendo sus cuerpos como símbolo de perfección y dedicación y sólo las mujeres solteras podían asistir a los juegos siendo castigadas con la pena de muerte las casadas que osaran hacerlo.

De los atletas se esperaba el mejor desempeño para orgullo de su ciudad natal. A cambio se les proclamaba como héroes, colocándoles una corona hecha de ramas de olivo, cortadas con un cuchillo especial por un joven de 12 años, que como condición debería tener sus padres vivos. Los vencedores al volver a sus ciudades, atravesaban un hueco hecho en la muralla de su ciudad, con el fin de ser cerrado después de su paso para evitar que el triunfo escapara de la ciudad, los campeones ofrendaban su trofeo al dios Zeus. A partir de ese momento la manutención del atleta corría a cargo del municipio por el resto de sus días.

La primera edición consistió únicamente en una carrera de 185 ó 190 metros (un largo de la pista de atletismo) por 32 de ancho; y el vencedor fue Coroebo de Élide. Posteriormente se fueron añadiendo carreras más largas, luchas y el pentatlón, que comprendía lanzamientos de disco y jabalina, carreras a campo traviesa, salto de longitud, saltos en largo y lucha libre. Después se agregaron el boxeo, las carreras de carros, la forma de lucha violenta y otros deportes. El Primer Maratón ocurrió en 490 a.C. cuando un soldado ateniense de nombre Filípides, después de la batalla de Maratón, recorrió los 40 kilómetros entre el valle de Maratón y Atenas para anunciar la gran noticia del triunfo de los atenienses sobre los persas. Al terminar su recorrido, cayó muerto por la fatiga y el cansancio.

Los juegos se celebraban en verano y cada cuatro años, período que llamaban Olimpiada. En ese período se paralizaban los conflictos bélicos.

La conquista de Grecia por los romanos en el siglo II antes de Cristo trajo un decrecimiento de los juegos. En el año 393 d.C., el emperador romano Teodosio abolió los Juegos Olímpicos. La concepción cristiana en la época consideraba inmoral el culto del físico.

Pierre de CoubertinLos Juegos Olímpicos modernos fueron creados 20 siglos más tarde por el barón Pierre de Coubertin, el principal impulsor de la Educación Física en Francia, que en un viaje en el que visitó el estadio Olímpico de Grecia, tuvo la idea de reiniciar los juegos que se realizaban en la antigua ciudad de Olimpia. Hacia el año 1894, el barón de Coubertin dio origen al movimiento olímpico mundial, convocando a 14 países y creando el primer Comité Olímpico Internacional (responsable por la organización de los juegos, contando en la actualidad con representantes y delegados de cada país), en la Universidad de la Sorbona en París. Aquí se adjudicaron los primeros juegos olímpicos de la era moderna a la ciudad de Atenas en reconocimiento histórico a los juegos de la antigüedad.

A pesar de las dificultades políticas y financieras que afrontó la organización se logró la inauguración de los juegos por el rey Jorge l en el año 1896 en el monumental estadio olímpico de Grecia y ante 70.000 espectadores teniendo así lugar la Primera Olimpíada de los Juegos Modernos en la que participaron 311 atletas –todos ellos aficionados, condición indispensable para participar–, procedentes de 11 países. El primer premio para el ganador, la corona de olivo sagrado de héroe dejó paso a la medalla de oro de campeón.

Bandera de las Olimpiadas por CoubertinEn 1908, en los Juegos Olímpicos de Londres cada país participante tuvo la posibilidad de desfilar con sus respectivas banderas. La bandera olímpica fue concebida por Coubertin en 1913, ondeando por primera vez en un Estadio Olímpico en Amberes en 1920. Coubetin explica con entusiasmo la concepción de su idea: «Estos cinco anillos, azul, amarillo, verde, rojo y negro, representan las cinco partes del mundo unidas en adelante al olimpismo y prestas a aceptar fecundas rivalidades. Además, alguno de los seis colores (comprendido el fondo blanco) combinados, están presentes en las banderas de todas las nacionalidades, sin excepción.»

La primera llama olímpica se encendió en los juegos realizados en Amsterdam en 1928.

En 1932, se construyó en Los Angeles la primera Villa Olímpica.

En 1936, los Juegos Olímpicos de Berlín fueron los primeros en ser transmitidos por televisión.

Desde 1936, diversos atletas se relevan para transportar la antorcha olímpica encendida en Grecia, hasta el estadio donde se celebran los Juegos. Allí permanece encendida durante todo el transcurso de los mismos.

En los años 1916, 1940 y 1944 durante las guerras mundiales, no tuvieron lugar las olimpiadas.

En 1976 el Comité Olímpico Internacional modificó sus estatutos con respecto al carácter de aficionado que debían tener los competidores, y admitió que los participantes pudieran ser compensados económicamente por el tiempo que no estaban en sus trabajos para poder entrenar, dando así la posibilidad de dedicarse exclusivamente a la práctica deportiva.

Olimpiadas modernas actualesEn la actualidad los Juegos Olímpicos u Olimpiadas son el más importante y presenciado evento deportivo de la humanidad. Los atletas de todo el mundo compiten cada cuatro años. Pero no sólo las Olimpíadas cada cuatro años son importantes: en los períodos intermedios los atletas trabajan preparándose sin cesar y compiten para clasificarse en decenas de torneos y eliminatorias que sirven de puerta de entrada a los Juegos Olímpicos.

A nuestros atletas españoles que del 13 al 29 de agosto estarán presentes en estos Juegos Olímpicos 2004 que se celebrarán en Atenas: gracias, por vuestra dedicación y entrega. Estaremos con vosotros, siguiendo con emoción y orgullo esos momentos únicos que son las competiciones, en Atenas unos, detrás de las pantallas de la televisión otros. ¡Buena suerte, campeones!

Carmen González O’Donnell

Deportes, Historia

Comentarios cerrados.